Diagnóstico precoz y tratamiento de cáncer gastrointestinal.

Globalmente, el cáncer es la segunda causa principal de muerte con un estimado de 18 millones de cáncer. Cuatro de los siete cánceres más comunes son del sistema digestivo. Evitar los factores de riesgo pueden ayudar a reducir el número de muertes, aumentando la concienciación.

Números importantes: En el año 2018 aproximadamente 9.6 millones de muertes fueron relacionadas con tumores colorrectal (9.2%) estómago (8.2%) hígado (8.2%).

Tipos de cánceres digestivos: Esófago, gástrico o estómago, colorrectal, hígado y páncreas.

MEDIDAS PREVENTIVAS:

Prevención primaria: reducir la incidencia de la enfermedad a través de evitar la exposición a los factores que favorecen la enfermedad.

Tales como: evitar el consumo de tabaco

Evitar la obesidad (el riesgo del cáncer de colon aumenta de forma lineal con el incremento de índice de masa corporal un IMC 30 kg/m2 aumenta el riesgo un 50-100%)

Ejercicio físico diario (hay evidencia física que demuestra que el riesgo del cáncer de colon disminuye con la actividad física)

Consumo diario de frutas y verduras (limita el consumo de alimentos que contienen grasa, limita el uso de alimentos ricos en azúcar, evita la carne procesada)

Moderado consumo de alcohol (el consumo de alcohol aumenta el riesgo de carcinoma de células escamosas del esófago. El riesgo de cáncer de esófago se reduce un 60% a los 10 años o más después de dejar de beber. Se asocia fuertemente con el riesgo de cáncer primario de hígado.)

Exámenes preventivos (individuos de 50 años o más pueden desarrollar cáncer colorrectal por lo cual se recomienda prueba de sangre oculta en heces anual y colonoscopia cada 10 años para disminuir la incidencia y la mortalidad)

Vacunas contra la hepatitis B (la hepatitis B y C pueden explicar múltiples casos de cáncer hepáticos.

Prevención secundaria: detección temprana de posibles tumores en personas sanas, de tal modo las intervenciones apropiadas están en una fase precoz y se puede modificar el resultado de la enfermedad para reducir el número de muertes.