30 de Mayo. Día Mundial de la Esclerosis Múltiple

¿Qué es?

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica neurológica de las más comunes entre la población de 20 a 30 años produciendo síntomas tales como fatiga, falta de equilibrio, dolor, alteraciones visuales y cognitivas, dificultad de habla, temblor entre muchas otras y sus síntomas varían grandemente entre aquellos afectados. No es contagiosa, ni hereditaria, ni mortal. Se da con más frecuencia en mujeres que hombres. No se conoce su causa ni su cura.

¿Cómo se produce?

La enfermedad afecta el SNC (Sistema nervioso central) en dos partes: cerebro y médula espinal. Envolviendo el SNC hay un material compuesto de proteína y grasas llamado mielina que facilita la conducción de los impulsos eléctricos entre las fibras nerviosas. En la Esclerosis Múltiple la mielina se pierde en múltiples áreas dejando en ocasiones cicatrices (esclerosis) o desmielización. Si la mielina se destruye o lesiona, la habilidad de los nervios de conducir impulsos eléctricos se interrumpe produciendo la aparición de síntomas.

Tipos de Esclerosis Múltiple:

Remitente-recurrente (EMRR)

La más frecuente siendo un 80% de los afectados que la tienen. En la fase inicial puede no haber síntomas.

Progresiva secundaria: cuando los grados de brote empeoran o persisten. Puede aparecer luego de la fase recurrente, es una forma avanzada. Suele ocurrir entre los 35 y 45 años.

Otros tipos: forma progresiva primaria, forma progresiva recidivante.

En el mundo hay 2,500,000 personas afectadas con esclerosis múltiple.