El apéndice cuando se infecta requiere tratamiento quirúrgico para su extirpación. Las causas se dan por ser el único órgano del tracto intestinal que no tiene salida, una leve obstrucción en el drenaje puede ocurrir en que se acumule la mucosidad que drena resultando una dilatación en el apéndice. Con el agrandamiento del apéndice viene la compresión de vasos sanguíneos y la necrosis o muerte del tejido de sus paredes y puede llevar hasta la ruptura del mismo. Las causas pueden ser por aumento de tejido linfático por infección o por obstrucción de tumores o lombrices.

El primer síntoma usualmente es el dolor abdominal que aumenta hasta ser agudo y grave. Usualmente cuando el dolor se agrava pasa hacia la parte inferior derecha del abdomen. Su dolor tiende a aumentar cuando haces actividades como caminar o toser.

Prevención:

Dieta rica en fibra para el movimiento digestivo. Recomendado: frutas, verduras y cereales integrales.

Ingesta de antibióticos en tratamiento.

Evitar el estrés y descanso adecuado.

Diagnóstico: Usualmente se detecta por la descripción de los síntomas. Las nauseas y vómitos pueden acompañar este cuadro.

Tratamientos:

Si es de carácter agravado se procede con la extirpación.

Si el por acumulación de pus puede ser tratado con antibióticos para la reducción de la inflamación para luego seguir con la extirpación para evitar problemas a futuro.