Está compuesta de agua principalmente lo que la hace beneficiosa, pocas grasas y proteínas lo que hace que solo aporte 21 cal/100 g.

Entre sus nutrientes está el potasio y ácido fólico, contiene antocianinas, de acción antioxidante,

Protege el hígado, tiene fibras que ayudan a eliminar el colesterol y de igual forma ayuda a la digestión.

Es apropiada para diabéticos porque contiene pocos hidratos de carbono, y bastante fibra lo que ayuda con la absorción de azúcar de otros alimentos.

Es buena para el sistema nervioso por su vitamina B6, B1 y magnesio en cantidades significativas que ayudan a reforzarlo y mantener buen estado de ánimo

Precaución: las personas con tendencia a formar cálculos renales solo deben consumirlas ocasionalmente, pues contienen una gran cantidad de oxalatos, que favorecen la cristalización inicial.

La mejor manera de prepararla para mantener sus propiedades: consumirla asada entera al horno, a la plancha o con otros vegetales.

Si la salas antes de cocerla ayudas a que si la pasas por aceita (frita) absorba menos grasa.